Burdo montaje de la derecha y estupidez española

aznar-defraudador
Resulta escandaloso y delictivo que el Gobierno, a través de Cristóbal Montoro, o allegados a éste, filtre a la prensa, por motivaciones políticas y partidistas, un documento secreto de la Agencia Tributaria, como es la declaración de un particular, con la única finalidad de construir un escándalo político.

Hace años, cuando aún no estaba en política y Podemos ni siquiera era un proyecto realizable, un tal Juan Carlos Monedero realizó en su esfera privada una serie de trabajos propios de su especialidad profesional, para determinados países sudamericanos, como han hecho un sinfín de catedráticos y profesores universitarios en las últimas décadas. Como las cosas funcionan como funcionan, tardó años en percibir su remuneración, y decidió crear una sociedad unipersonal para facturarlos. Quizás este fue su gran error, pero muy posiblemente siguiendo los consejos de un asesor fiscal. En la política española hay que estar más pendientes del marketing, que de solucionar los problemas de los ciudadanos. No olvidemos que en este país existen miles de sociedades unipersonales o familiares creadas con el único fin de tributar a la Agencia Tributaria, recomendadas por los propios asesores fiscales, y nadie se rasga las vestiduras por ello.

Si Monedero no fuese en la actualidad un destacado activista político de un partido que aspira a gobernar nuestro país, que se ha convertido en  la principal oposición al Partido Popular, no hubiese pasado nada, o a lo sumo Hacienda le habría remitido una declaración paralela, de entender que tributaba indebidamente, lo que podría ser discutido incluso ante los Tribunales, dadas la diversas interpretaciones existentes en situaciones similares. Lo que es evidente es que declaró sus ingresos, y cuando se cuestionó públicamente si era o no correcto hacerlo a través de una sociedad unipersonal, decidió aplicarse para sí mismo el criterio más exigente, y presentar una declaración complementaria, por lo que en estos momentos está al día  con Hacienda, e incluso se le debe un dinero ingresado en exceso.

 

Lo que sí resulta escandaloso y delictivo es que el Gobierno, a través de Cristóbal Montoro, o allegados a éste, filtre a la prensa, por motivaciones políticas y partidistas, un documento secreto de la Agencia Tributaria, como es la declaración de un particular, con la única finalidad de construir un escándalo político. Es el mismo gobierno  que se negó a publicar las listas de los mayores defraudadores de este país, y  que alegó motivos de confidencialidad para ocultar las personas que se acogieron a la amnistía fiscal.  Pero Juan Carlos Monedero es la excepción,  por cuanto es preciso destruir y desprestigiar a un movimiento político que aspira a expulsar del poder al partido más corrupto de la historia de la democracia.
La revelación de secretos, en sus diversas vertientes, está castigada en nuestro Código Penal con severas penas, que pueden llegar a una privación de libertad de 3 a 5 años para un caso como el que nos ocupa. Y conocer el autor de la filtración es más que sencillo, porque el sistema de seguridad para controlar el acceso a la información y bases de datos de la Agencia Tributaria permite identificar a quien lo haga, al quedar su huella marcada, e incluso se puede saber el día y hora de su acceso y los motivos que alegó para hacerlo. Por lo que sería conveniente que se abra una investigación de inmediato para conocer al autor de la filtración para que responda por ello, e incluso es un hecho de tal gravedad que exgiría la intervención de la Fiscal General del Estado, que parece estar en ignorado paradero desde su nombramiento.

 

Muchos periodistas y políticos que ahora se rasgan las vestiduras frente a Monedero, a buen seguro tendrán constituidas sociedades unipersonales o familiares para declarar a Hacienda sus ingresos por sus actividades profesionales, y les recuerdo que pueden ser víctimas del efecto boomerang. Incluso muchos ídolos del fútbol (Messi y Casillas, entre otros muchos), se han encontrado en situaciones similares, y han regularizado su situación sin que nadie les haya acusado de cometer un fraude fiscal; y más de uno, como es el caso de Gerard Piqué, ha decidido no pagar la suma reclamada y discutir la procedencia de la misma en los tribunales, lo que podría haber hecho igualmente Juan Carlos Monedero.

 

Un tal José María Aznar, Presidente de Honor del PP, muy pocos meses después de dejar de ser Presidente del Gobierno constituyó junto con Ana Botella Famaztella S.L., con un capital social de 3.006 euros, una sociedad familiar cuyo objeto social era “la explotación de los derechos de propiedad intelectual de doña Ana Botella Serrano y de don José María Aznar López en todas sus manifestaciones, como libros, escritos, discursos, alocuciones, conferencia y otras análogas”, a través de la cual ha facturado millones de euros, supuestamente para declarar menos a Hacienda. La Agencia Tributaria  abrió una inspección a la citada empresa en el año 2013, que fue cerrada pocos meses después, presumiblemente sin sanción. Nada se dijo de fraude a Hacienda, ni de delito fiscal, pero lo cierto es que esta sociedad encubre unas actividades personales que, aplicando el criterio que se exige a Monedero, deberían de haber tributado por encima del 45%,  y no por el impuesto de sociedades.
La Vicepresidenta del Gobierno ha llegado a afirmar con su lengua viperina que “Si todos los españoles hicieran lo que hace Monedero a ver cómo íbamos a pagar los servicios públicos, la Sanidad o la Educación“. ¿Le damos la vuelta?: “Si todos los españoles hicieran lo que ha hecho Monedero, declarando sus ingresos, haciéndolo en España, y presentando su declaración complementaria ante las dudas surgidas, podríamos haber evitado los recortes en los servicios públicos, la Sanidad o la Educación“.

 

En el fondo todo esto es un burdo montaje de una derecha que no tiene escrúpulos para mentir, difamar, engañar y tratar de manipularnos a todos. La hipocresía, el cinismo y el fariseísmo nos gobierna. Su única intención es tapar sus vergüenzas, aunque se conforman con que pensemos que los demás son  tan sinvergüenzas como ellos. No caigas en su trampa.

 

Autor: Fernando de Silva

 

 

 Otras entradas de interés:

idiotas-utiles-PPEn primer lugar y antes de que alguien me tache de malhablado, aclaro queidiota útil es un término utilizado en política. Además, la etimología de la palabra procede del griego “idiótes”, que también tiene un significado político…

 

planeta mentiroso del ppLas indignantes mentiras del gobierno del PP y su felón presidente Rajoy, rebasan todos los límites tolerables de la razón, la decencia y la dignidad para unos ciudadanos españoles masacrados por la estafa que han denominado “crisis”…

humor politico

 La situación política en España es tan surrealista, tan absurda, tan deplorable, que hay que desarrollar una forma de desahogo momentáneo: El humor… un respiro, en el arduo camino por mejorar este extraño país llamado España… o ¿Españistán?

tontos-del-capiroteFloriano, el político más cómico de la historia contemporánea, futura y pretérita, nos regala sus memorables frases. Es lento, le cuesta hasta pensar que tiene que pensar… Todo lo contrario que Inda, el más rápido mintiendo memorables estupideces…

 

 

Anuncios